7 TIPS PARA CONSEGUIR EMPLEO Y NO MORIR EN EL INTENTO

Es muy claro que a lo largo de los años los escenarios laborales han cambiado a pasos gigantescos, por ejemplo: actualmente existe mayor oferta laboral, pero también mayor competencia, además, hoy en día los jóvenes tenemos claro que no podemos contar con esa seguridad o estabilidad que tenían nuestros padres al poder estar en un trabajo por años hasta jubilarse. La ruda competencia laboral del hoy, nos exige, además de una actualización constante, tener consciencia de que el cambio es continúo y debemos adaptarnos.

Hay un punto muy importante, que, ante estos cambios constantes, resulta imprescindible tener presente, y es la búsqueda de empleo, pues aquí el cambio ha sido inminente y continúo. Actualmente contamos con herramientas poderosísimas que, si no sabemos utilizar a nuestro favor, podemos estar envueltos en una eterna búsqueda de empleo. Es por ello que, en esta ocasión, quiero compartirte algunos consejos que a mí me han funcionado a la hora de buscar trabajo:

1) Plantéate un objetivo.

Muchas veces, a la hora de buscar empleo, ya sea porque acabas de terminar la universidad y buscas establecerte en una empresa para generar experiencia, porque decidiste dejar tu empleo para buscar una nueva y mejor oportunidad laboral o porque te dieron las gracias en tu último empleo, mayormente solemos entrar en un estado de pánico y esto nos lleva a postularnos a cientos de empleos, que, no te gustan o que nada tienen que ver con tu área.

Lo primero que debes hacer, es tener muy claro tu objetivo, es decir, qué es lo que buscas; cuestiónate dónde te gustaría laborar, en que área quieres desarrollarte y cuál es el puesto que estás buscando de acuerdo a tu perfil.

Definitivamente esto te hará mucho más fácil la búsqueda.

2) Construye un buen currículum.

Primera regla: tu currículum es tu carta de presentación.

Recuerda que cuando tu CV llega a manos del reclutador, está se convierte en la única oportunidad que tienes para cautivar a una persona que revisa miles de CVs al día. Por ello, debes tomar en cuenta lo siguiente:

Haz que tu currículum se diferencie de los demás; elige un buen diseño, debe ser sencillo y original.

Resalta tus habilidades, experiencias y conocimientos.

Menos, es más; recuerda que debes ser claro y conciso, redacta tu currículum en una cuartilla, máximo dos.

No olvides añadir tus datos personales: correo y teléfono.

3) Cuida tu perfil digital.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta fundamental en los procesos de selección, principalmente Facebook, Twitter y LinkedIn. Procura que tus perfiles luzcan profesionales, ojo, no hablo de seriedad al 100, sino de verse profesional pero fresco.

Un buen tip es abrir un blog personal en el que puedas hablar sobre tu trabajo, lo que te apasiona, compartir experiencias, conocimientos…

4) Comparte tu CV con agencias de reclutamiento.

Una óptima herramienta, son las agencias de reclutamiento, pues tienen conexión con innumerables empresas y te ayudaran a encontrar vacantes acorde a tu perfil profesional. People4Business es una excelente opción.

5) Has uso de los medio digitales.

Existen distintos y muy buenos motores de búsqueda que pueden ser de gran ayuda cuando nos encontramos en búsqueda de empleo, incluso Facebook se ha convertido en un gran aliado. A diario se publican vacantes, así que la búsqueda tiene que ser continúa.

¡No persistas, pronto te llamaran para concretar una cita!

6) Es hora de hacer uso de tus contactos.

Si bien es cierto que nos encontramos en la era digital donde existen miles de plataformas en las cuales podemos buscar empleo, esto no quiere decir que no debamos hacer más esfuerzos cuando de encontrar trabajo se trata.

Sacar partido de nuestros contactos es pieza clave, puedes pedir a tus amigos que promuevan tu currículum. Recuerda que en el mundo laboral es fundamental tener contactos, cuidarlos y tener relaciones que te puedan generar oportunidades laborales o de negocio.

7) Confía en ti mismo.

No hay nada más encantador que una persona segura de sí misma, no importa si no cuentas con mil años de experiencia, confía en tus capacidades.

Y si crees que éste es tu punto débil, no te desanimes, trabajo en ello y supéralo.

Espero que después de leer estos consejos los pongas en práctica y que te funcionen. No olvides que ser persistente es primordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *